Antonus con Vinophonics en Sonar +D 2019

El 17 de Julio de 2019 se presentó por primera vez en público el proyecto Vinophonics en el stand de Sonar +D

Sónar+D es un congreso internacional que explora cómo la creatividad modifica nuestro presente e imagina nuevos futuros, en colaboración con investigadores, innovadores y líderes del mundo empresarial. Desde 2013, este encuentro antidisciplinar reúne en Barcelona a destacados artistas, tecnólogos creativos, músicos, cineastas, diseñadores, pensadores, científicos, emprendedores, makers y hackers, para participar en una programación cuidadosamente seleccionada enfocada en la inspiración y el networking.

Sónar+D se celebra junto a Sónar cada junio, el festival pionero de música avanzada creado por Advanced Music, que ha sido reconocido desde 1994 como uno de los eventos culturales más importantes de Europa. Este congreso expande la voluntad de descubrimiento de nuevos lenguajes y artistas emergentes de Sónar más allá de la música, ampliándola hasta el espacio de la innovación creativa y tecnológica.

Combinando arte sonoro, tecnología y… vino! Pensamos que el Sonar +D sería  el lugar ideal para presentar Vinophonics al mundo.

En este marco donde diferentes marcas, organismos o desarrolladores privados exponían sus trabajos proyectos es donde Vinophonics se hizo un lugar para mostrar a todos los asistentes la propuesta en la que estamos trabajando.
Durante 3 intensos días pudimos explicar y mostrar el trabajo de sonorizar el viñedo y pudimos recibir el asombro de la gran mayoría de asistentes que escuchaban la historia mientras veían el instrumento y escuchaban el resultado.
Los asistentes además pudieron interactuar libremente con Vinophonics y el Antonus 2600 produciendo todo tipo de sonidos y sistemas sonoros.
Además para la ocasión logramos habilitar lo que será el servicio de audio streaming mediante el cual cualquier asistente al evento podía sintonizar en cualquier lugar y momento con el audio que Vinophonics estaba reproduciendo, como si de una radio online se tratase.

Diferentes perfiles pasaron por el stand, ingenieros, desarrolladores, músicos, gente relacionada con el mundo del vino, gente relacionado con el mundo de las criptomonedas… fue sorprendente como este proyecto pudo abarcar tantos intereses tan dispares entre sí.

Quizás no pudimos preparar la previa del evento con todo el tiempo que se necesitaba puesto que el desarrollo de Vinophonics implicó muchas horas hasta el último momento, pero tuvimos la satisfacción de conocer que Vinophonics fue una de las exposiciones más destacadas de esta edición de Sonar +D.

De hecho así lo mencionan en Barcelona Metropolitan:
https://www.barcelona-metropolitan.com/features/culture/four-favorites-from-sonar-d-2019/

A destacar también el buen ambiente e interés entre diferentes expositores y proyectos, fue realmente enriquecedor conocer las opiniones y reacciones de nuestros compañeros de exposición.  Por ejemplo a nuestro lado estaba el stand de Pioneer DJ / Toraiz y fue un placer compartir con ellos muchos momentos de charlas y de probar equipos.
Fruto de eso se concretaron nuevos contactos y posiblemente futuras interacciones y colaboraciones a nivel artístico o técnico.

Muy destacable fue la visita del aclamado diseñador sonoro Richard Devine, el cual con motivo de su clase taller en Sonar +D aprovechó un momento para visitar los diferentes stands.
Fue un placer poder compartir con Richard ese momento para poder explicarle bien el proyecto Vinophonics y Antonus.
Richard como usuario de un ARP 2600 genuino mostró mucha satisfacción al ver el trabajo de finalización tanto del Antonus 2600 como del mismo Vinophonics y por supuesto enseguida reconoció la mayor parte de las inspiraciones en el diseño de Vinophonics.
Que un profesional de la talla de Richard Devine destaque la calidad del trabajo y la originalidad del planteamiento de Vinophonics fue realmente motivador.

Dias intensos, muchas palabras y mucha pasión en cada visita hasta el punto de quedar afónico el último día… pero la experiencia mereció la pena.
Muchos contactos realizados y muchas citas concertadas, seguro que de todo esto saldrán más cosas además de por supuesto la historia del mismo Vinophonics.